Naturaleza en el Diseño Urbano
Naturaleza en el Diseño Urbano

Las soluciones basadas en la Naturaleza en el Diseño Urbano (SbN), son un concepto real que debería formar parte de las ciudades inteligentes. Las nuevas ciudades y pueblos deberían diseñarse de acuerdo a estos nuevos conceptos.

Naturalizar las ciudades ha dejado de ser una tendencia para convertirse en necesidad

La realidad actual. El cambio climático

El cambio climático presenta uno de los mayores desafíos para la sociedad actual. Los efectos sobre la naturaleza se experimentan por primera vez en ciudades con gradientes extremos de temperatura, y hasta ahora, aproximadamente la mitad de la población vive en áreas urbanas.

El cambio climático tiene un impacto significativo en el funcionamiento del ecosistema y el bienestar de las personas. El uso de jardines verticales en las Ciudades puede combatirlo.

Las soluciones basadas en la naturaleza tienen el potencial de fomentar y simplificar las acciones de implementación teniendo en cuenta los servicios proporcionados por la naturaleza. En muchos casos, presentan soluciones más eficientes y rentables que los enfoques tradicionales.

No te pierdas nuestro post en el que hablamos sobre la repercusión de los jardines verticales en la lucha contra el cambio climático.

Las soluciones basadas en la naturaleza que pueden mejorar o aumentar el almacenamiento de carbono o generar nuevas posibilidades para secuestrar carbono de la atmósfera pueden contribuir a la mitigación del cambio climático al mismo tiempo que mejoran la conservación de la biodiversidad. 

Al mismo tiempo, las soluciones basadas en la naturaleza pueden desempeñar un papel importante en la reducción de la demanda de energía a través de su papel en la refrigeración de áreas urbanas y el suministro de aislamiento térmico para edificios individuales. 

Las SbN representan una herramienta potencial al servicio de la sociedad en la estrategia de reducción de emisiones y son una alternativa inmediata para mitigar los efectos del cambio climático. Ofrecen soluciones eficientes y efectivas pues el cambio climático amenaza con acrecentar los riesgos.

El jardín vertical como ejemplo de Naturaleza en el Diseño Urbano

La reciente pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de la naturaleza en el día a día, tanto en el exterior como en el interior de los domicilios, donde hemos sido confinados y privados de la libertad de visitar/pasear por los espacios verdes urbanos.

La naturaleza, muy especialmente en el interior de las viviendas, ha ayudado a superar, en parte, las emociones negativas de miedo, decepción, incertidumbre y estrés, según estudios realizados durante el confinamiento.

Alcanzar los ambiciosos objetivos establecidos por la Unión Europea requerirá no solo la transformación de nuestros sistemas de energía y transporte, sino también medidas en toda la economía, para contribuir a mitigar el cambio climático.

Población de la Tierra en y Jardines Verticales en las Ciudades

A pesar de ocupar solo el 2-3% de la superficie terrestre de la Tierra, las ciudades albergan a la creciente mayoría de la humanidad. En la actualidad, unos 4460 millones de personas, aproximadamente el 57 % de la población mundial, viven en ciudades.

Para 2050, se prevé que esta cifra alcance los 6.700 millones, lo que representará más de dos tercios de nosotros.

Ejemplos de todo el mundo atestiguan que las soluciones basadas en la naturaleza pueden mejorar de manera rentable y elegante la sostenibilidad, la resiliencia y la habitabilidad de las ciudades.

En este contexto, el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza para jugar un papel importante.  

Entre las SbN encontramos los jardines verticales como un ejemplo. En nuestro blog habrás podido leer diversos post en los que vamos contando sobre los beneficios que aportan los jardines verticales a las ciudades, (como este en el que hablamos sobre el ecodiseño en la construcción de ciudades o en el que te hablábamos sobre nuestra apuesta por ciudades resilientes).

Beneficios de las SbN y Palabras Finales

Los beneficios de las SbN van más allá de los que generaban hace siglos: hoy ayudan a limpiar el aire de contaminantes, reduciendo así los niveles de mortalidad; reducen el efecto conocido como isla de calor urbana y limitan también el consumo energético de los edificios, entre otros.

Además, mejoran la salud y el bienestar de ciudadanos que, en muchos casos, han olvidado los beneficios que tiene vivir en cercanía a la naturaleza.

¿Eres arquitecto o ingeniero y necesitas incorporar un jardín vertical a tu proyecto?.
Podemos ayudarte, ¿hablamos?