Llevábamos tiempo queriendo contaros una noticia como esta, ¡y por fin podemos hacerlo! El pasado viernes 11 de abril, y gracias al empeño y expreso deseo de su propietario Juan Manuel García Tiscornia de incluir en su nuevo establecimiento el primer jardín vertical en bar de Sevilla, llevamos a cabo, en colaboración con ARTBUSTO, la instalación de un jardín vertical interior en su nuevo local Mamarracha, tapas y brasas, que abrió sus puertas el pasado día 13 de abril, domingo de Ramos. El proyecto del local, en cuyo diseño  ha participado directamente su propietario, ha sido realizado por el estudio de Juan Pedro Donaire, Persevera Producciones S.L.,

Este jardín vertical constituye el primero que se instala en un bar de Sevilla y lo hemos realizado junto a Artbusto empleando nuestro sistema Fytotextil®.

Por su concepto de diseño interior, su privilegiada ubicación y el elaborado enfoque gastronómico de su carta, este nuevo local situado a escasos metros de la catedral de Sevilla, tiene todo lo necesario para convertirse en un referente dentro de la oferta de ocio gastronómico de Sevilla.

El jardín vertical se sitúa sobre la pared  medianera izquierda del local, presidiendo la zona de comedor al fondo del establecimiento, por lo que logra un efecto sorpresa en los visitantes al local que sólo descubren la presencia del jardín vertical una vez han accedido al fondo del mismo. El jardín vertical arranca desde la parte superior del respaldo de una bancada corrida, tapizada en cuero envejecido, que ocupa toda la anchura de la zona de mesas, y se desarrolla hasta el techo del local, que conserva la viguería de madera , propia de los locales antiguos de esta zona del casco histórico de Sevilla.

El diseño del jardín vertical, que emplea 475 plantas, combina especies como la maranta leuconera, la soleirolia, el asplenium nidus o los espatiphilum, y se organiza en formas plásticas y sinuosas, que pretenden reforzar el carácter orgánico del conjunto, potenciando la sensación natural del jardín vertical, a la vez que dota de escala al local, poniendo en valor toda su altura libre.

Este efecto se obtiene al contraponerse el jardín vertical al contenido diseño del resto del local, que se resuelve sin concesiones decorativas superfluas, explotando la honestidad de los materiales empleados, como el entelado de las paredes, el revestido con maderas nobles o el acabado descarnado de los muros sin enlucir. Estos recursos logran construir un ambiente acogedor, que transporta al visitante a un espacio auténtico y atemporal, que rescata y pone en valor la historia que atesoran sus muros.

Os dejamos algunas imágenes del proceso de montaje, que llevamos a cabo nuevamente con los compañeros de Artbusto en una jornada intensa de viernes de Dolores.

El sistema de jardín vertical, planteado con un sistema de riego a solución perdida, que se recoge en la base del mismo, completa su equipamiento con algunos componentes más, situados en el almacén ubicado en la entreplanta, desde donde se controla la programación de los riegos, el sistema de fertirriego y la programación de los proyectores empleados para garantizar el nivel de iluminación necesario para el desarrollo de las plantas.  De esta forma el jardín funciona de manera autónoma y periódicamente iremos realizando los ajustes necesarios.

El sistema de iluminación consigue realzar los matices y colores del conjunto natural, generando un punto focal de atención dentro del local,  y convierte a este muro verde en un elemento principal  que preside serenamente el discurrir diario de comensales, camareros y visitantes.

Con esta instalación, el Bar Mamarracha, se convierte en el primer establecimiento hostelero de Sevilla en contar con un jardín vertical de estas características, lo que sin duda marcará un referente en el panorama del diseño interior en la ciudad.

Todo esto podemos explicártelo en este post, pero lo mejor, la sensación de disfrutar de un espacio interior inundado de vida, de naturaleza, de oxígeno y frescura, no podemos explicártelo con palabras. Si estás en Sevilla o pasas cerca, la mejor manera de comprobarlo es visitar el establecimiento tú mism@, y aprovechar para disfrutar de su deliciosa carta en un ambiente natural que  por ahora, no encontrarás en otro local de la ciudad.

En Terapia Urbana estamos muy satisfechos con el resultado, y esperamos que el diseño y el efecto conseguido también te gusten. Si visitas el local estaremos encantados de conocer tus impresiones, puedes compartir tus fotos y comentarios con nosotros en nuestras página de facebook, o twitter. ¡Nos encantará conocer tu opinión!