Jardín vertical exterior en edificio corporativo en Puzol

Este jardín vertical exterior se sitúa en el acceso norte del edificio de centro de control de una importante cadena de supermercados española. El sistema se dispone sobre dos caras opuestas de un mismo muro, en torno al que se desarrolla la escalera del acceso a la planta baja, donde se ubican los aparcamientos. Por lo tanto el proyecto plantea una combinación de exposiciones opuestas: por un lado un jardín vertical a cara norte (40 m2), situado al exterior, muy protegida, y conformando el fondo de paisaje del acceso en este punto, y un jardín vertical a cara sur (60 m2), situado entre exterior e interior, más protegida aún, y expuesto a fuertes corrientes de aire, debidas al efecto túnel que produce las galería del aparcamiento.

El diseño del jardín vertical de la cara norte, se inspira en el paisaje mediterráneo valenciano, con un marcado carácter horizontal, y recreando, con la selección de especies, los colores del motivo compositivo en el que se basan. La diseño del jardín vertical en cara sur, toma como referencia las geometrías fractales del parque de Doñana, buscando de forma intencionada desdibujar el diseño compositivo, a petición del cliente, y creando una sucesión de manchas orgánicas que se funden y combinan, generando una paisaje vegetal muy expresivo.

El sistema de fachada ajardinada, cuenta con riego a solución perdida,  y queda controlado por un sistema de control con acceso remoto , que incluye sensores de Temperatura y humedad del sustrato, que permiten tener una lectura en tiempo real de la evolución de estos parámetros básicos  para el buen funcionamiento del jardín vertical.

La instalación de este muro verde, fue realizada en colaboración entre las empresas Paimed y Green Area, que actualmente continúan realizando las tareas de mantenimiento de este sistema de muro vegetal.