Fachada Ajardinada en tu Proyecto de Construcción
Fachada Ajardinada en tu Proyecto de Construcción

 

El desarrollo urbano puede tener un impacto profundo en la salud y el bienestar de las personas, la sostenibilidad de las ciudades, el aumento del consumo de energía debido al aumento de la ‘isla de calor urbano’ (UHI) y también el CO2, que es una de las preocupaciones ambientales y sociales. Creemos que una fachada ajardinada en tu Proyecto de Construcción es la mejor opción.

La evolución en el mundo de la construcción sostenible incluye nuevos conceptos que van más allá de la utilización de materiales biodegradables o reutilizables. Un ejemplo de ello son los jardines verticales, una forma de emular espacios naturales en lugares construidos por el hombre.

Una fachada vegetal ayuda a purificar el aire, reducir la temperatura ambiente, regular la temperatura y promueve la biodiversidad en la ciudad.

 

Los jardines verticales permiten mejorar el aspecto de la arquitectura urbana que encontramos en nuestras ciudades. Y no solo a nivel visual y paisajístico (ya que reduce el impacto que provoca encontrarse frente a un mar de cemento) si no que también permite emular un mundo natural dentro de otro artificial.

Por otro lado, dedicar una parte de la construcción de un edificio a la creación de un ecosistema vertical permite lanzar un mensaje de responsabilidad con el medio ambiente.

Un importante aliado térmico: una fachada ajardinada en la construcción

Los jardines verticales son un ejemplo muy importante de refrigeración en verano y aislamiento térmico en invierno.

Durante el verano, la sombra proyectada por las hojas de la vegetación reduce de manera considerable el impacto de la radiación solar.

Durante el invierno, el follaje de las plantas persistentes actúa en cierto modo aislante, ya que filtran el aire antes de que llegue a la fachada, de esta manera, se reduce la pérdida de calor habitual. 

Puedes leer más sobre el papel de regulador térmico de los jardines verticales en este artículo.

Conectando a las personas con la naturaleza. Biofilia.

Los jardines verticales permiten sembrar diversos tipos de plantas en la cubierta o superficie vertical, interior o exterior de una edificación, logrando así reverdecer estos espacios y conectar a las personas con la naturaleza dentro de las zonas urbanas. (No te pierdas nuestro post sobre biofilia en el que te hablamos de su impacto y valor positivo).
Algunas otras ventajas que se logran al sembrar jardines verticales son: optimizar el uso de residuos orgánicos, y mejorar la calidad del aire al capturar material particulado y carbono durante el día. Además, estos sistemas se convierten en una buena estrategia para mitigar algunos efectos negativos del cambio climático.

Resumen de Beneficios de una Fachada Ajardinada en tu Proyecto

Si aún te quedan dudas del potencial con el que cuentan los jardines verticales en la actualidad y si deberías o no contemplarlo en tu próximo proyecto, te resumimos los beneficios principales:

  • Eficiencia térmica: reduce los cambios de temperatura gracias a los procesos de refrigeración de la capa vegetal. Su efecto directo es una refrescar la temperatura en verano, y reducir el frio en invierno, lo que implica un gran ahorro energético.
  • Protección frente a la radiación solar: capta los rayos solares impidiendo que atraviesen hasta la pared de sujeción.
  • Fijación de partículas contaminantes: se considera que pueden llegar a filtrar el 85 % del aire, reteniendo polvo y substancias contaminantes.
  • Absorción de ruido: las plantas y el substrato absorben parte de las ondas sonoras.
  • Aprovechamiento del agua: devuelve el agua de lluvia al ciclo natural o a un ciclo interno de riego.
  • Mejora la calidad del aire: lo que repercute en un menor ciclo de renovaciones en el caso de estar en un espacio interior. Mientras que un árbol absorbe alrededor de 5,5 kg de CO2 al año, se afirma que 1 metro cuadrado de pared verde puede absorber hasta 2 kg, lo que también mejora la calidad del aire cuando está en el exterior al eliminar toxinas dañinas.
  • Mejora de la calidad de vida de las personas: constituye un espacio de gran belleza lo que produce confort y buen humor a las personas que disfrutan de él.

¿Puede contribuir a una arquitectura neutra en carbono?

Para abordar los desafíos climáticos actuales y conectar a las personas con la naturaleza, las fachadas verdes se han convertido en una tendencia creciente en ciudades cada vez más verticales. Si bien hay investigaciones que afirman que estos pueden tener un impacto positivo en el medio ambiente, muchos cuestionan si realmente pueden contribuir a una arquitectura neutral en carbono. Aunque la respuesta puede ser bastante compleja, parece haber un consenso: las paredes verdes pueden ser efectivas, pero solo a través de un buen diseño.

No obstante, si se van a incorporar paredes vivas –deben estudiarse y diseñarse adecuadamente, además de integrar nuevas tecnologías climáticamente inteligentes– para tener éxito en el camino hacia una arquitectura neutra en carbono.

Queremos ser tu partner

Te ayudamos a integrar la naturaleza en tus proyectos con soluciones personalizadas. ¿Necesitas integrar la Naturaleza en tu proyecto o diseño, mediante jardines verticales o techos verdes?.
Te facilitamos el asesoramiento de nuestro equipo expertos en I+D+i en Naturación Urbana. ¿En qué podemos ayudarte?