Los jardines verticales como medio para combatir el cambio climático

Los jardines verticales como medio para combatir el cambio climático

Los jardines verticales como medio para combatir el cambio climático: La celebración de los Días Internacionales nos dan la oportunidad de sensibilizarnos acerca de temas relacionados con cuestiones de interés, tales como los derechos humanos, el desarrollo sostenible o la salud.

El 24 de octubre es el Día Internacional contra el Cambio Climático. Una fecha que invita a implementar y desarrollar prácticas que sirvan para detener y mitigar este problema de alcance global y sigue siendo uno de los que más desafíos afronta.

 

Los gases de efecto invernadero (GEI), que de manera natural impiden que una parte del calor del sol se escape hacia el espacio y hacen habitable nuestro planeta siguen incrementándose día a día acumulándose por encima de los niveles apropiados para que nos protejan. El dióxido de carbono (CO2), es uno de los más abundantes y perjudiciales, proviene de la quema de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo o el gas.

Encontrar alternativas que generen energías limpias es uno de los retos mayores al que nos enfrentamos. Las empresas productoras de combustibles fósiles reconocen la necesidad de cambiar y desarrollar estrategias de energía renovable.

 

Objetivos de desarrollo sostenible

El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

El Acuerdo de París, aprobado en 2015, aspira a reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento global de la temperatura durante este siglo muy por debajo de 2 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales. El acuerdo también aspira a reforzar la capacidad de los países para lidiar con los efectos del cambio climático mediante flujos financieros apropiados, un nuevo marco tecnológico y un marco de desarrollo de la capacidad mejorado.

Desde la Agenda 2030 el Objetivo 13. Acción por el clima, nos insta a adoptar estas y otras medidas de manera urgente para combatir el cambio climático. Los recursos del planeta no son ilimitados y debemos contribuir a mantenerlos para en la medida de lo posible alcanzar una seguridad climática.

 

La repercusión de los jardines verticales en la lucha contra el cambio climático

En una época donde las consecuencias del cambio climático cada vez son mucho más notables, es necesario desarrollar una nueva conciencia ambiental.

La construcción masiva de edificios, el aumento de la emisión de gases de efecto invernadero, los niveles de estrés a los que está sometida la población y la falta de espacios verdes, son algunas de las razones por las que el incremento de la cobertura vegetal en las grandes ciudades se hace cada vez más necesaria.

La presencia de vegetación dentro de las principales avenidas de nuestro país tiene grandes beneficios sobre la salud, el medio ambiente y los aspectos socioeconómicos.

 

El efecto “isla de calor” que se está generando en las grandes ciudades a consecuencia del calentamiento global puede verse reducido mediante la instalación de jardines verticales en las fachadas de los edificios.

 

Los jardines verticales son considerados como una medida de adaptación al calentamiento global y los efectos del cambio climático.

 

Los jardines verticales son la solución ideal para las grandes ciudades: las dotan de pequeños pulmones de O2 y y reportan innumerables beneficios para un entorno cada vez más urbanizado. Fachadas ajardinadas situadas sobre paredes, azoteas, muros o fachadas de edificios, cuya estructura está cubierta de plantas de diversas especies.

Las soluciones basadas en la naturaleza están ayudando a Europa a adaptarse al cambio climático.

 

El diseño arquitectónico

El planeamiento de las ciudades y el diseño arquitectónico tienen un papel clave en el mantenimiento de interacciones durables entre las especies y su ambiente y en la lucha contra el cambio climático que estamos viviendo.

Su misión es crear entornos urbanos que se desarrollen de forma compatible con la Biodiversidad existente. Para lograrlo se precisa de una colaboración multidisciplinar y de una firme apuesta por sistemas de naturación urbana, una poderosa herramienta para crear ambientes más saludables y apostar por el desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente.

 

En Terapia Urbana acompañarte en el diseño y construcción de un entorno sostenible y caminar junto a ti en esa lucha contra el cambio climático, ¿hablamos?