La importancia de un buen control y mantenimiento

La importancia de un buen control y mantenimiento

La importancia de un buen control y mantenimiento: A pesar de haberse realizado un estudio previo de las condiciones atmosféricas y microclimáticas del jardín vertical, es fundamental analizar el desarrollo del mismo durante los primeros meses tras su instalación y poder detectar así anomalías que se deberán investigar con el objetivo de evitar futuros problemas. Se debe prestar especial atención a los siguientes elementos:

 

1) Salud de las plantas

En primer lugar, se debe identificar cada especie y revisar la posición de estas, guardando concordancia con el diseño de plantación proporcionado por el departamento técnico.
Una vez identificadas se debe comprobar su estado y apariencia. Cualquier modificación en la posición de plantas o cambio de especies que no haya sido previamente aprobado, puede modificar el resultado del jardín, así como el desarrollo y salud de las plantas.
Tras la instalación, las plantas deben estar libres de enfermedades y/o plagas, de lo contrario  deberán ser reemplazadas inmediatamente e investigar el estado en el que se entregaron.

 

2) Sustrato

Comprobar que se ha aplicado la cantidad correcta de sustrato en cada bolsillo para asegurar que las raíces de cada una de las especies alcancen la capa intermedia de los módulos. También es importante comprobar la calidad y estado inicial del sustrato antes de incorporarlo a los bolsillos.
Se recomienda también el llenado de bolsillos vacíos para garantizar una humedad óptima del  mismo y el reparto homogéneo de agua a los bolsillos contiguos. Tras el colmado de bolsillos, se debe comprobar que la superficie de la planta (hojas y follaje en general) esté limpio de polvo y/o sustrato.

 

3) Canalón – Tanque de agua

Se debe eliminar cualquier resto de plantas o sustrato presente en el canalón de recogida de aguas o en el tanque de llenado, para evitar así la obstrucción del filtro de salida del agua, o la aparición de insectos por descomposición de materia orgánica en suspensión.
Así mismo, deberá comprobarse que no hay agua acumulada en el canalón y éste evacúa adecuadamente.

 

4) Primer riego

Una vez finalizada la plantación, será necesario aplicar un riego especial prolongado (alrededor de  15-20 minutos, dependiendo de la superficie) para aumentar la humedad del sustrato y garantizar una la óptima distribución de agua a través de los módulos del jardín vertical. Al finalizar el riego especial, se debe comprobar la humedad del sustrato en bolsillos de distintos puntos del jardín vertical para comprobar que hay homogeneidad en el riego y detectar fugas o goteros obstruidos.

 

5) Calidad del agua de riego

Sería conveniente realizar un análisis del agua de riego previo (de CE y pH fundamentalmente) para así poder detectar si el agua es dura. En ese caso, se recomienda comprobar y limpiar filtros y goteros con mayor frecuencia, así como la instalación de un sistema de ósmosis o elemento de filtrado similar. En caso necesario de agua muy dura deberá de instalarse un filtro adecuado (osmosis, carbón, etc) a calcular en cada instalación.

 

Revisión

Tras la instalación es importante realizar una inspección técnica mensual del sistema de riego, revisión de las plantas, sustrato y humedad en diferentes puntos del jardín vertical. Las inspecciones se deben alternar con las visitas de mantenimiento que incluyan:

  • Revisión del estado de las especies plantadas y toma de notas.
  • Revisión del sistema de riego.
  • Revisión de la humedad del sustrato a través del jardin vertical.
  • Revisión del volumen de sustrato por bolsillo.
  • Comprobar (y limpiar si es necesario) en el sistema de recogida de aguas sobrantes.
  • Limpiado de filtros.
  • Eliminación de hojas en mal estado.
  • Adaptación de los programas de riego.
  • Tanques de almacenamiento y decantación.
  • Fertilización.
  • Revisión de la iluminación auxiliar.

 

 

Este trabajo de instalación y mantenimiento de los jardines verticales es posible gracias a nuestra amplia red de colaboradores de confianza, a través de los cuales contamos con la tranquilidad de que la vida útil del jardín será extensa, gracias a una buena praxis.