El diseño biofílico es aquel que implica el uso de materiales naturales, luz natural y plantas para crear un entorno construido más sostenible. Se centra en el principio que consiste en que los seres humanos han evolucionado para trabajar en y con el entorno natural durante millones de años, por lo cual, no estamos tan bien adaptados al entorno industrial urbano que existe desde hace unos 200 años.

La relación entre el entorno natural y el creado por el hombre se está calibrando más cuidadosamente con el aumento de la sostenibilidad y el pensamiento de diseño medioambiental. Cada vez más, los arquitectos aceptan las ventajas de introducir sistemas vivos en sus diseños.

Un concepto destaca como la representación más clara y literal de una respuesta arquitectónica sensible a la convivencia armoniosa con la naturaleza: el «jardín vertical».

 

La naturaleza no ha de ser víctima de nuestra felicidad, debe ser cómplice. (Anónimo)

¿Por qué es tan importante el diseño biofílico para el entorno construido?

El aspecto de sostenibilidad del diseño biofílico es crucial para los edificios y entornos vivos. Proporcionar espacios verdes mediante elementos acuáticos, abundantes plantas y materiales naturales, genera una serie de beneficios, entre los que se incluyen la ayuda a la reducción de la huella de carbono y la regulación de la temperatura dentro de las edificaciones (como hablábamos en nuestro último post)

El uso de materiales naturales, como la piedra y la madera, y una amplia vegetación son formas obvias de incorporar elementos biofílicos a un diseño arquitectónico o de interiores.

 

Sostenibilidad y sellos sostenibles

Hoy en día, la arquitectura no puede separarse del concepto de sostenibiliad. La sostenibilida se presenta como el principal modo de vida del futuro, por eso, actualmente se desarrollan herramientas que pretenden conseguirla, como la arquitectura bioclimática, el ecodiseño, la eficiencia energética o el diseño biofílico.

Podemos crear superficies constructivas sostenibles donde los elementos naturales conectan con las personas y aportan un ambiente saludable, así, ayudamos a las personas a la vez que cuidamos el planeta.

 

Con el fin de asegurar que una edificio es sostenible, surgen los sellos de sostenibilidad, que indican si los compromisos legales se respetan, y si es así, se premia con buena reputación a las obras que van más allá de un buen diseño y una buena ejecución.

 

Biofilia en entornos sanitarios

La aplicación de diseño biofílico en centros sanitarios es de especial interés. No solo por los elevados niveles de estrés en pacientes, familiares o trabajadores, sino que también por ser instalaciones estrechamente relacionadas con la ciudad y sus ciudadanos.

A finales del s. XX, a raíz de varios estudios que relacionaban la incidencia de una buena calidad de ambiente interior y el entorno natural sobre el proceso de recuperación de pacientes, se inició una creciente preocupación por el diseño de entornos sanitarios que contribuyeran a mejorar las condiciones de los pacientes.

 

Los hospitales pueden ser en ocasiones elementos significativos en el propio urbanismo de una ciudad generando un gran punto de interés en su entorno inmediato. Por ese motivo, los grandes hospitales deben responder a las necesidades de la población relacionadas con la salud, no solo con la sanidad.

El diseño de estos centros debe atender a la ubicación donde se encuentran, en muchos casos es el primer punto de relevancia debido a su función dentro de una ciudad. En muchas ocasiones se busca un emplazamiento estratégico urbanísticamente pero que también disponga de posibilidades de contacto con la naturaleza.

La utilización de elementos y propiedades naturales en los espacios del ámbito sanitario es eficaz para conseguir efectos saludables y regeneradores.

 

En Terapia Urbana hemos intervenido en la construcción de algunos jardines verticales en entornos hospitalarios, entre los que cabe destacar nuestro vínculo con el Hospital Quirón para el que hemos participado tanto en las instalaciones de Sevilla como las de Marbella: