El valor del medio ambiente y la arquitectura sostenible

El respeto hacia el medio ambiente se ha convertido en uno de los valores centrales en todo el mundo. Desarrollaremos el presente y futuro de la arquitectura sostenible. De ahí que la integración de la naturaleza en el entorno urbano actual traiga consigo nuevos retos a los arquitectos y paisajistas.

El desarrollo de edificios y viviendas sostenibles (arquitectura sostenible) ha pasado en muy poco tiempo de ser un lujo de difícil acceso a un requerimiento indispensable, tanto en la construcción de nuevos espacios como en la remodelación de los mismos. Buscamos la creación de ciudades resilientes para hacer frente al cambio climático y combatir el síndrome del edificio enfermo.

Los jardines verticales están  convirtiéndose en un espacio importante en las ciudades del presente y del futuro. La pandemia ha dejado a sus habitantes con ganas de volver al contacto con la naturaleza, de modo que cada vez es más frecuente ver edificios que incorporan elementos de naturación urbana tanto en exteriores como en el interior. 

Beneficio del Contacto con la Naturaleza – Método Skogluft

​​Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “los europeos pasamos un 90% del tiempo, dos tercios en nuestro hogar y el resto en el lugar de trabajo o espacios públicos”. Sin embargo, habitualmente, buscamos escapadas a la naturaleza para rodearnos de vegetación, desconectar e inundarnos de los sentimientos positivos que nos traslada este entorno “verde”, es la necesidad que tenemos el ser humano de la biofilia.

En este hilo encontramos el planteamiento del método Skogluft. Un método diseñado por el ingeniero noruego Jorn Viumdal que propone, justamente, la integración de muros vegetales en el hogar (o, por extensión, en edificios y en entornos urbanos) para reducir los niveles de estrés, mejorar la concentración y reducir el malestar.

Cómo Funciona Éste Método y la Construcción Sustentable

Según la experiencia de este ingeniero, la instalación de jardines verticales vivientes mejora no solo el ánimo, sino la salud, ya que permite que se reduzcan los niveles de cortisol (la hormona que se segrega como respuesta al estrés) y se fortalezca el sistema inmune.

Relacionado con Arquitectura sostenible, presente y futuro, y teniendo en cuenta la filosofía de este método, cuantas más plantas tengamos en el mismo espacio, más beneficios obtendremos: seremos más felices e incluso productivos, si se trata del puesto de trabajo. 

 

Integrar la naturaleza en un edificio conlleva ventajas que en el  futuro serán claves para la supervivencia.

Una Tendencia en Alza: Arquitectura Sostenible y lo Sustentable

Los jardines verticales se han convertido, como comentábamos al comienzo de este post, en una de las tendencias sostenibles de actualidad, y podemos encontrarlos cada vez más frecuentemente en grandes ciudades de todo el mundo. Terminamos este post reseñando 3 en los que hemos intervenido y de los que estamos especialmente orgullosos: